cuadernos I

14 Mar

No lo esperaba, no lo tenía planeado. Un día te encontré esperándome y te subiste a mi tren sin preguntar, y yo no cuestioné.

Yo no sabía, simplemente no sabía que esto era posible, pero me acercaste tu voz y tus sonidos, tu tristeza se hizo mía, tu risa se hizo canción.

Yo no sabía que amarte podía causarme tanto dolor. Yo no sabía que amarte podía hacerme tan feliz.

Ahora te conozco y me conozco dentro tuyo, ahora te conozco dentro mío, ahora

no pregunto, prefiero no preguntar, si tu ausencia será soportable, si tu presencia será suficiente. Me recuesto en tu cuerpo con los ojos cerrados y dejo que el tiempo nos lleve, no importa el lugar

solo te regalo mi mundo y una sonrisa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: